La PASIÓN no tiene fecha de caducidad. Los LÍMITES (que en la mayoría de los casos son mentales)… tampoco!!!
La RENDICIÓN es TÚ elección.

Noelia Segura

Entrenadora Personal