La autodisciplina empieza con el control de tus pensamientos. Si no controlas lo que piensas, no podrás tener control sobre lo que haces.

Porque más allá del talento está el esfuerzo, las ganas, la determinación, la convicción y el dejar atrás las excusas. El no repartir culpas, el asumir responsabilidades y el trabajo diario y honesto por un objetivo 🎯.

El tiempo, el esfuerzo y la resiliencia son la combinación que abre cualquier puerta.
Y es en estas circunstancias que nos está tocando vivir cuando más debemos ser los dueños de nuestros pensamientos.

Noelia Segura

Entrenadora Personal