Comida trampa o “Cheat meal”

Comida trampa o “Cheat meal”

Ya que estamos en pleno fin de semana, me lanzo a hablar de la famosa “Comida Trampa” o “Cheat Meal”.

Es frecuente hacer esta comida en fin de semana, eligiendo casi siempre o bien la comida del sábado o domingo o bien las cenas. Aunque algún desayuno también hay.

Las hay de diversos tipos, desde los que eligen un plato que les viene de gusto y mantienen el resto de la comida. Por ejemplo, ensalada y carne más “un helado de postre”, o un trozo de pastel. O incluso los que mantienen la dieta porque les gusta pero en una comida añaden más cantidad de algún alimento: por ejemplo, más carne o más pasta o patatas.

Y luego los hay que hacen la comida trampa como si la vida les fuera en ello y añaden todo tipo de alimentos procesados y azúcares sin ningún tipo de control porque en esa comida “todo vale”. Y al día siguiente la ansiedad por azúcares e hidratos de carbono aún es mayor.

Pues os he de decir que la comida trampa, no es necesaria. Le pese a quien le pese. Es decir, no tiene ningún beneficio fisiológico en la preparación. Nuestro físico no mejora gracias a la comida trampa. No nos aporta ninguna ventaja fisiológicamente hablando. Otra cosa es que psicológicamente nos vaya bien. Eso es nuestra elección. Hablamos de comida trampa y no de una carga de hidratos controlada, que esta si puede tener beneficios en según que momentos de la preparación.

Mi opinión, y la recomendación que doy cuando alguien me pregunta, es que si tu cuerpo no te lo pide, no la hagas. Y si la haces, no es cuestión de enloquecer comiendo alimentos que luego la mayoría de las veces te acaban sentando mal, o bien por las cantidades o bien porque tu cuerpo no está acostumbrado a ese tipo de comida.

Hay miles de opciones sanas de “engañar” a la mente o de hacer una comida “diferente”.

Dicho esto, ya os lo dejo a vuestra elección. Y por si hay alguien que se lo repiense aquí os dejo una receta de pizza sin hidratos por si alguien se anima en la cena de hoy.

Pizza Low Carbs:

Ponemos las claras (opción de incluir un huevo entero) en una sartén a fuego mínimo. Dejamos que cuajen y mientras tanto vamos cocinando las verduras en otra sartén o las hacemos al vapor (yo elegí brócoli, cebolla y pimiento rojo). Cuando estén firmes las claras le añadimos las verduras y el atún en conserva. En esta ocasión yo le añadí un poco de queso rallado y unos frutos secos por encima, pero estos últimos son opcionales. Lo tapamos un par de minutos más y listo!!!

Tratamiento con ácido hialurónico y bótox con la Doctora Candy Hernández

ratamiento con ácido hialurónico y bótox con la Doctora Candy Hernández

Tratamiento con ácido hialurónico y bótox con la Doctora Candy Hernández

Hoy quiero compartir con vosotros dos tratamientos de belleza que me he hecho recientemente. Y sobre todo quiero compartirlo para todas aquellas mujeres (¡y hombres también!) que han pensado alguna vez en hacerse un tratamiento como estos, pero no se atreven, por miedo, desconocimiento o por motivos varios.

He de reconocer que yo era una de esas personas, que siempre había querido hacer algo así pero que nunca me había decidido a dar el paso. Y hoy estoy orgullosa de compartir mi experiencia con todos vosotros ;).

 

Relleno de labios con ácido hialurónico y tratamiento de bótox

El objetivo del primer tratamiento, el relleno de labios, en mi caso fue dar volumen e igualar. En el caso del tratamiento con bótox, la idea era eliminar esas arruguitas que, sobre todo en las personas que entrenamos habitualmente, se ven más pronunciadas.

En los vídeos podéis ver cómo fue el proceso:

La importancia de ponerte en buenas manos

Espero que con esto os quitéis los miedos y comprobéis que con ELLA y la Doctora Candy Hernández es todo más fácil. En todo momento, la tranquilidad de estar en manos de una verdadera profesional me ayudó a afrontar este paso con confianza y seguridad. ¡Para mí esto era algo imprescindible!

Como os decía, yo también sentía algo de respeto y sabía que ella me iba a tratar con suma delicadeza y que en ningún caso el tratamiento iba a ser nada exagerado, sino lo justo para que parezca natural pero que, a su vez, me vea y me sienta mejor conmigo misma. ¡Sin duda repetiré!

Estoy encantada con los resultado, como podéis ver en la imagen inferior. Y con la Doctora Candy Hernández más. Si alguien me podía dar confianza en estos temas, es ella. Así que, si estáis aún pensando qué hacer, os recomiendo que vayáis a verla y os asesorará acerca de qué es lo mejor para vosotros/as.

Además, la primera consulta es gratuita. ¡No lo dudes! Para más información:

Ejercicio cardiovascular… ¿si o no?

Ejercicio cardiovascular… ¿si o no?

Hoy os hablaré del EJERCICIO CARDIOVASCULAR. Me habéis preguntado varias veces si es bueno hacer cardio, cuándo es el mejor momento para hacerlo, la frecuencia, el tiempo de las sesiones, etc… Y hoy os quiero hablar de todo esto para aclararos ciertos conceptos y que vosotros sepáis elegir en determinados momentos qué os va mejor.

Si me preguntáis si soy partidaria del cardio yo os digo que SÍ. El ejercicio cardiovascular no solo es útil para la consecución de un físico con unos niveles de grasa bajos, sino que es muy bueno para mantener una buena salud y un corazón sano.

Tanto si nuestro objetivo es mantenernos como ganar masa muscular yo siempre soy partidaria de incluir alguna sesión de cardio. Siempre que se pueda,  prefiero hacerlo en ayunas a una frecuencia cardiaca de 120 PPM no más para mantener el metabolismo activo, absorber mejor los nutrientes y tener una buena salud cardiovascular.

Dependiendo del metabolismo de cada persona, las sesiones podrían ir desde tres a la semana que es el mínimo que yo pauto hasta una sesión diaria de 20, 25, 30 minutos, dependiendo de cada persona.

Cuando nuestro objetivo es perder tejido graso, aumentaremos las sesiones cardiovasculares empezando por una sesión diaria en ayunas de unos 30 minutos y, cuando el cuerpo necesite más sesiones, yo soy partidaria de incluir otra sesión post-entreno de unos 20 minutos aproximadamente. El porqué soy partidaria de las sesiones de ejercicio cardiovascular en ayunas o después de entrenar es porque nuestros depósitos de glucógeno ya están vacíos y es el mejor momento para que nuestro cuerpo utilice las grasas como fuente de energía.

Si hacemos el cardio antes de nuestro entreno de fuerza (pesas),  es como si estuviéramos utilizando un Ferrari para ir en primera; es decir utilizaremos el glucógeno que es energía rápida para un ejercicio cardiovascular que no la necesita y cuando vayamos a hacer nuestra sesión de pesas notaremos que nos hemos quedado sin energía y que nos cuesta mucho más mover los pesos. Y esto es porque estaremos utilizando las grasas como fuente de energía para levantar las pesas. Ya que nos habremos quedado sin glucógeno muscular en la sesión de cardio previa que hemos hecho.

 

“El ejercicio cardiovascular es un buen aliado de tu salud, independientemente de los objetivos de tu entrenamiento. La clave está en adaptarlo a tus necesidades.”

  Como sabéis el cuerpo tiene dos maneras de reclutar energía: la primera que utiliza es el glucógeno y en segundo lugar utiliza las grasas. Y esto es así porque al cuerpo le cuesta tres veces más convertir en energía una molécula de grasa que de glucógeno; por eso debemos hacer siempre primero el ejercicio de fuerza ya que el glucógeno muscular está destinado a esa energía explosiva y por último el cardio. Sería ideal que nuestro organismo utilizara primero las grasas en vez de glucógeno pero no es así.

 

?

Así pues una vez tenemos los depósitos de glucógeno vacíos es cuando esté ejercicio cardiovascular nos va a permitir bajar el tejido graso. La frecuencia cardiaca óptima para ello son unas 120 pulsaciones por minuto ya que si sobrepasamos mucho esas pulsaciones el cuerpo ya no quema grasa sino calorías y a nosotros lo que nos interesa no es quemar sólo calorías, que también, si no quemar tejido graso. Por este motivo las clases de Spinning no se prescriben para quemar grasa sino para quemar calorías.

También me preguntáis mucho sobre la frecuencia y la duración de las sesiones de cardio eso dependerá mucho del metabolismo de cada persona. Hay personas que haciendo 30 minutos en ayunas les es suficiente para el objetivo que están buscando y hay otras que necesitan hacer dos sesiones diarias de 45 minutos. En cualquier caso, estas sesiones siempre se van a ir incrementando de manera progresiva y otro factor importantísimo es el ir ajustando también la dieta, porque por muchas sesiones de cardio que hagamos si no estamos comiendo en función a nuestros objetivos, estas sesiones de cardio no harán milagros.

 

?

  Espero haberos ayudado y que a partir de ahora sepáis como organizar vuestras sesiones de ejercicio cardiovascular.

 

?

Sentadillas libres

Sentadillas libres

Hoy os hablaré de las sentadillas libres.

Veo mucha gente en los gimnasios que se están iniciando en esto que empiezan con este tipo de ejercicio.

Si bien es cierto que es un ejercicio muy completo y que personalmente me gusta mucho, también has de dominar muy bien la biomecánica para hacerlo correctamente y no lesionarte rodillas, zona lumbar, etc.

Es por ello, que si os estáis iniciando os recomiendo que empecéis con las sentadillas guiadas en una máquina multipower y una vez tengáis el control de vuestro cuerpo vayáis alternando las dos modalidades.

Una vez dicho esto, la biomecánica del ejercicio es muy sencilla respetando unos parámetros básicos:

– Al bajar el peso ha de recaer en los talones y no en la punta de los pies.

– Las rodillas nunca han de pasar de la punta del pie cuando flexionemos.

Estas dos premisas son básicas para cuidar la salud de nuestras rodillas, principalmente los tendones y ligamentos.

Siempre que podáis os recomiendo usar una faja de protección para evitar futuras lesiones lumbares.

Le podemos dar más énfasis a la zona del glúteo o a los cuádriceps, dependiendo de la posición de los pies y de donde ejerzamos la fuerza al subir. La concentración en la activación del grupo muscular que queremos trabajar es fundamental en este y en todos los ejercicios que hagamos.

Si sufres de problemas de rodillas te aconsejo que no bajes más de 90º para evitar forzar los tendones y ligamentos.

Empezad con un peso que os permita hacer correctamente el ejercicio y poco a poco id subiendo el peso. Si la biomecánica no es la correcta, el trabajar con mucho peso a la larga no nos beneficiará y repercutirá en lesiones y dolencias. Eso sí, en cuanto dominéis un peso, a por más!!!

La gimnasia hipopresiva

La gimnasia hipopresiva

Hoy os hablaré de algo muy interesante, que se está poniendo de moda últimamente en nuestro deporte pero que lleva ya muchos años en auge: la gimnasia hipopresiva.

Los ejercicios hipopresivos están orientados a tonificar la musculatura mediante unas posturas y respiración concretas.

La musculatura abdominal actúa como una faja, sosteniendo los órganos y manteniendo nuestra postura. Es por ello, que todos podemos beneficiarnos del trabajo de los hipopresivos estando únicamente contraindicados durante el embarazo y en personas con hipertensión no controlada.

Son múltiples los beneficios de esta práctica. Algunos de sus efectos a nivel terapéutico entre muchos son la corrección postural, la prevención y el tratamiento de patologías digestivas (como por ejemplo las hernias), prevención de incontinencia urinaria, etc.

Está práctica está especialmente indicada en el post-parto con el objetivo de fortalecer y rehabilitar la musculatura del suelo pélvico.

A nivel deportivo, se ha demostrado con la práctica de la gimnasia hipopresiva una reducción del perímetro de la cintura, una mejora en la condición física y postural, así como un mayor rendimiento deportivo al establecer un mejor control en la respiración.